Lo último de GRAIN

Comunicado de prensa: Un informe más de la ONU que llama a respaldar la agricultura campesina y la agroecología – ahora es tiempo para la acción

Está creciendo la evidencia de que el sistema agroalimentario industrial no sólo no está pudiendo alimentar el mundo, sino que es responsable de algunas de las crisis planetarias más acuciantes a nivel social y ambiental. Llamamos a la comunidad internacional a unirnos en la lucha por la soberanía alimentaria, a la resistencia contra el control corporativo de nuestro sistema alimentario, y a respaldar a los productores campesinos y a otros productores de alimentos de pequeña escala para alimentar al mundo.

Está creciendo la evidencia de que el sistema agroalimentario industrial no sólo no está pudiendo alimentar el mundo, sino que es responsable de algunas de las crisis planetarias más acuciantes a nivel social y ambiental. Llamamos a la comunidad internacional a unirnos en la lucha por la soberanía alimentaria, a la resistencia contra el control corporativo de nuestro sistema alimentario, y a respaldar a los productores campesinos y a otros productores de alimentos de pequeña escala para alimentar al mundo.

Movilización campesina en Colombia pone los reflectores sobre las semillas

El 19 de agosto, las organizaciones campesinas colombianas iniciaron un paro nacional agrario. Bloquearon carreteras, regaron leche sobre los automóviles y básicamente dejaron de producir comida para las ciudades. ¿El problema? Que están siendo asfixiados por las políticas gubernamentales.

El 19 de agosto, las organizaciones campesinas colombianas iniciaron un paro nacional agrario. Bloquearon carreteras, regaron leche sobre los automóviles y básicamente dejaron de producir comida para las ciudades. ¿El problema? Que están siendo asfixiados por las políticas gubernamentales.

La República Unida de la Soja recargada

En el año 2003, la corporación Syngenta publicó un aviso publicitando sus servicios en los suplementos rurales de los diarios argentinos Clarín y La Nación bautizando con el nombre de “República Unida de la Soja” a los territorios del Cono Sur en los que se sembraba soja -Integrados por Brasil, Argentina, Uruguay, Paraguay y Bolivia-. A partir de allí, esta declaración explícita de neocolonialismo quedó como “marca de fábrica” del proyecto que desde las corporaciones se estaba instrumentando.

En el año 2003, la corporación Syngenta publicó un aviso publicitando sus servicios en los suplementos rurales de los diarios argentinos Clarín y La Nación bautizando con el nombre de “República Unida de la Soja” a los territorios del Cono Sur en los que se sembraba soja -Integrados por Brasil, Argentina, Uruguay, Paraguay y Bolivia-. A partir de allí, esta declaración explícita de neocolonialismo quedó como “marca de fábrica” del proyecto que desde las corporaciones se estaba instrumentando.

Resistencia vs OGM en México : Que no toquen nuestro maíz

Una vasta movilización de estudiantes, campesinos, redes de comunidades indígenas, cientificos comprometidos y organizaciones ambientalistas nacionales e internacionales ha logrado frenar por un tiempo la invasión “legalizada” del maíz GM en México, el centro de origen de uno de los cuatro cultivos más importantes de la humanidad.

Una vasta movilización de estudiantes, campesinos, redes de comunidades indígenas, cientificos comprometidos y organizaciones ambientalistas nacionales e internacionales ha logrado frenar por un tiempo la invasión “legalizada” del maíz GM en México, el centro de origen de uno de los cuatro cultivos más importantes de la humanidad.

Karuturi culpable de evasión fiscal

Karuturi Global Ltd, un consorcio registrado públicamente, con sede en Bangalore, India, está en la mira de las autoridades fiscales de Kenya (Kenya Revenue Authority-KRA) por evasión fiscal, pero las quejas contra ésta van mucho más allá.

Karuturi Global Ltd, un consorcio registrado públicamente, con sede en Bangalore, India, está en la mira de las autoridades fiscales de Kenya (Kenya Revenue Authority-KRA) por evasión fiscal, pero las quejas contra ésta van mucho más allá.

Transgénicos: ¿20 años alimentando o engañando al mundo?

Persisten los mitos y crecen las mentiras, vivamente alimentadas por la industria, sobre los supuestos beneficios de los cultivos transgénicos. Estos engaños se pueden resumir en cinco: que alimentarán al mundo, que producen más, que eliminarán el uso de los agroquímicos, que coexisten armoniosamente con otros cultivos y que son absolutamente seguros para el medio ambiente y la salud. Desmontar el engaño es sencillo, sólo se trata de echar una mirada, desapasionada y objetiva, a lo que de verdad está pasando en el campo, con datos de la propia industria. La conclusión, después de veinte años de siembra transgénica comercial, es clara: ninguna de las promesas se está cumpliendo, más bien todo lo contrario. Veamos los cinco puntos uno por uno.

Persisten los mitos y crecen las mentiras, vivamente alimentadas por la industria, sobre los supuestos beneficios de los cultivos transgénicos. Estos engaños se pueden resumir en cinco: que alimentarán al mundo, que producen más, que eliminarán el uso de los agroquímicos, que coexisten armoniosamente con otros cultivos y que son absolutamente seguros para el medio ambiente y la salud. Desmontar el engaño es sencillo, sólo se trata de echar una mirada, desapasionada y objetiva, a lo que de verdad está pasando en el campo, con datos de la propia industria. La conclusión, después de veinte años de siembra transgénica comercial, es clara: ninguna de las promesas se está cumpliendo, más bien todo lo contrario. Veamos los cinco puntos uno por uno.

No al acaparamiento de tierras para agrocombustibles

La producción de biocombustibles ha expulsado a las comunidades agrícolas y forestales de sus tierras en Colombia, Sierra Leona o Indonesia, lo que amenaza sus modos de subsistencia y seguridad alimentaria, afirma GRAIN. Se espera que la demanda alimentaria incremente abruptamente en las décadas venideras, en tanto la tierra agrícola por todo el mundo se va degradando más y más. Desviar tierras de cultivo valiosas a la producción de combustibles para carro es de plano irresponsable. Y lo es más puesto que estas tierras son con frecuencia el hogar de justo las comunidades rurales cuyos sistemas alimentarios proporcionan al mundo los modelos necesarios para revertir la crisis ambiental que han provocado los combustibles fósiles. Los objetivos de la Unión Europea han puesto a Europa al frente de la creciente demanda global por agrocombustibles, ambiental y socialmente dañinos — una demanda que ya provocó el acaparamiento de unos 17 millones de hectáreas.

La producción de biocombustibles ha expulsado a las comunidades agrícolas y forestales de sus tierras en Colombia, Sierra Leona o Indonesia, lo que amenaza sus modos de subsistencia y seguridad alimentaria, afirma GRAIN. Se espera que la demanda alimentaria incremente abruptamente en las décadas venideras, en tanto la tierra agrícola por todo el mundo se va degradando más y más. Desviar tierras de cultivo valiosas a la producción de combustibles para carro es de plano irresponsable. Y lo es más puesto que estas tierras son con frecuencia el hogar de justo las comunidades rurales cuyos sistemas alimentarios proporcionan al mundo los modelos necesarios para revertir la crisis ambiental que han provocado los combustibles fósiles. Los objetivos de la Unión Europea han puesto a Europa al frente de la creciente demanda global por agrocombustibles, ambiental y socialmente dañinos — una demanda que ya provocó el acaparamiento de unos 17 millones de hectáreas.

El G8 y el acaparamiento de tierras en África

Los países del G8 están ejecutando una Nueva Alianza para la Seguridad Alimentaria y la Nutrición en seis países africanos, que facilitará que el control de la agricultura africana pase de manos de los campesinos a manos del agronegocio extranjero.

Los países del G8 están ejecutando una Nueva Alianza para la Seguridad Alimentaria y la Nutrición en seis países africanos, que facilitará que el control de la agricultura africana pase de manos de los campesinos a manos del agronegocio extranjero.

Límites legales a la compra de tierras: ¿refrenan a los acaparadores de tierra o adormecen el debate?

Los gobiernos de varios países han estado tratando de dar respuesta a  las preocupaciones sobre el acaparamiento de tierras cerrando las fronteras a los inversionistas extranjeros. ¿Son efectivas estas restricciones? En realidad no, señala GRAIN. Dan la apariencia de que se está haciendo algo al más alto nivel y apelan a sentimientos nacionalistas o pro soberanía. Pero son respuestas muy obtusas ante un problema complejo y a menudo están llenas de puertas de escape y resquicios legales.

Los gobiernos de varios países han estado tratando de dar respuesta a  las preocupaciones sobre el acaparamiento de tierras cerrando las fronteras a los inversionistas extranjeros. ¿Son efectivas estas restricciones? En realidad no, señala GRAIN. Dan la apariencia de que se está haciendo algo al más alto nivel y apelan a sentimientos nacionalistas o pro soberanía. Pero son respuestas muy obtusas ante un problema complejo y a menudo están llenas de puertas de escape y resquicios legales.

Asfixia en el supermercado

Invitamos a leer el informe de Mundubat, la revista Soberanía Alimentaria y GRAIN, que indaga en el porqué del cambio climático, y en las responsabilidades del modelo agrícola escogido para la producción de alimentos: Asfixia en el supermercado: Un nueva clasificación alimentaria: alimentos que ahogan el planeta, alimentos que nutren el planeta.

Invitamos a leer el informe de Mundubat, la revista Soberanía Alimentaria y GRAIN, que indaga en el porqué del cambio climático, y en las responsabilidades del modelo agrícola escogido para la producción de alimentos: Asfixia en el supermercado: Un nueva clasificación alimentaria: alimentos que ahogan el planeta, alimentos que nutren el planeta.

¿Quiénes están detrás del acaparamiento de tierras?

El asunto es que un pequeño número de personas están apoderándose, cada vez más, de las tierras agrícolas del mundo y del agua asociada a ellas,  dejando poco o nada a los demás.  En la medida que el mundo se hunde cada vez más en una crisis alimentaria, estos nuevos terratenientes serán quienes tendrán el dominio sobre quiénes comen y quiénes no y sobre quiénes se beneficien y quiénes perezcan en el sistema alimentario. Para descorrer el velo que oculta a los acaparadores de tierra, GRAIN ha reunido una presentación con diapositivas donde contamos un poco quiénes son aquéllos que más activamente buscan acaparar tierras o apoyan que esto ocurra.

El asunto es que un pequeño número de personas están apoderándose, cada vez más, de las tierras agrícolas del mundo y del agua asociada a ellas,  dejando poco o nada a los demás.  En la medida que el mundo se hunde cada vez más en una crisis alimentaria, estos nuevos terratenientes serán quienes tendrán el dominio sobre quiénes comen y quiénes no y sobre quiénes se beneficien y quiénes perezcan en el sistema alimentario. Para descorrer el velo que oculta a los acaparadores de tierra, GRAIN ha reunido una presentación con diapositivas donde contamos un poco quiénes son aquéllos que más activamente buscan acaparar tierras o apoyan que esto ocurra.

Extractivismo y agricultura industrial o como convertir suelos fértiles en territorios mineros

Un articulo de GRAIN publicado en el numero 43 de la revista Ecología Política que explica porque la agricultura industrial es una forma de extractivismo igual que la minería. Mina los suelos, las fuentes de agua, la biodiversidad y la soberanía alimentaria. Concluye que hay una alternativa: "Reencontrarnos con la agricultura como arte, como camino para la fructificación y como base de la cultura de nuestros pueblos es un desafío clave para la humanidad. Cuidar los suelos, alimentarlos a través de la incorporación de materia orgánica y la diversificación de cultivos es la gran oportunidad que tenemos para enfrentar los desafíos que las múltiples crisis que enfrentamos nos plantean."

Un articulo de GRAIN publicado en el numero 43 de la revista Ecología Política que explica porque la agricultura industrial es una forma de extractivismo igual que la minería. Mina los suelos, las fuentes de agua, la biodiversidad y la soberanía alimentaria. Concluye que hay una alternativa: "Reencontrarnos con la agricultura como arte, como camino para la fructificación y como base de la cultura de nuestros pueblos es un desafío clave para la humanidad. Cuidar los suelos, alimentarlos a través de la incorporación de materia orgánica y la diversificación de cultivos es la gran oportunidad que tenemos para enfrentar los desafíos que las múltiples crisis que enfrentamos nos plantean."

Megaproyecto brasileño en Mozambique desplazará a millones de campesinos

El gobierno brasileño y el sector privado están colaborando con Japón para llevar a cabo un proyecto de agricultura en gran escala en el norte de Mozambique. El proyecto, llamado ProSavana, dispondrá de 14 millones de hectáreas de tierra para empresas brasileñas del agronegocio, para el cultivo de soya, maíz y otros cultivos básicos que serán exportados por multinacionales japonesas. Esta área de Mozambique, conocida como Corredor Nacala, es el hogar de millones de familias campesinas que están en riesgo de perder sus tierras a causa de este proyecto.

El gobierno brasileño y el sector privado están colaborando con Japón para llevar a cabo un proyecto de agricultura en gran escala en el norte de Mozambique. El proyecto, llamado ProSavana, dispondrá de 14 millones de hectáreas de tierra para empresas brasileñas del agronegocio, para el cultivo de soya, maíz y otros cultivos básicos que serán exportados por multinacionales japonesas. Esta área de Mozambique, conocida como Corredor Nacala, es el hogar de millones de familias campesinas que están en riesgo de perder sus tierras a causa de este proyecto.

¡Alarma!: Avalancha transgénica en México

México es centro de origen y diversificación del maíz, uno de los cuatro alimentos cruciales para el mundo. Agredir este cultivo y a los pueblos que lo han cuidado por milenios atenta contra las estrategias más antiguas y con más posibilidades de futuro de la humanidad. Este ataque será una avalancha de aprobarse la siembra comercial de maíz transgénico en México en unos 2 millones 400 mil hectáreas, cosa que puede ocurrir de un momento a otro. Este texto resume la situación e intenta vincular la resistencia mexicana con las luchas de Costa Rica, Honduras, Ecuador, Colombia, Bolivia, Chile, Argentina y Paraguay, para hacer sonar la alarma ante la amenaza que se cierne sobre la alimentación, la agricultura y la biodiversidad.

México es centro de origen y diversificación del maíz, uno de los cuatro alimentos cruciales para el mundo. Agredir este cultivo y a los pueblos que lo han cuidado por milenios atenta contra las estrategias más antiguas y con más posibilidades de futuro de la humanidad. Este ataque será una avalancha de aprobarse la siembra comercial de maíz transgénico en México en unos 2 millones 400 mil hectáreas, cosa que puede ocurrir de un momento a otro. Este texto resume la situación e intenta vincular la resistencia mexicana con las luchas de Costa Rica, Honduras, Ecuador, Colombia, Bolivia, Chile, Argentina y Paraguay, para hacer sonar la alarma ante la amenaza que se cierne sobre la alimentación, la agricultura y la biodiversidad.

¿Por que la FAO y el BERD promueven una agricultura que destruye la agricultura campesina?

Las organizaciones sociales han expresado su sorpresa e indignación por un artículo publicado en el Wall Street Journal y firmado por el Director General de la Organización de las  Naciones Unidas  para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Presidente del Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo (EBRD), en el que llaman a los gobiernos y a la sociedad a abrazar al sector privado como el principal motor de la producción global de alimentos. Mediante una declaración colectiva, las organizaciones indican que la FAO está abandonando su misión al promover la destrucción de la agricultura campesina y el acaparamiento de tierras por parte del agronegocio. 

Las organizaciones sociales han expresado su sorpresa e indignación por un artículo publicado en el Wall Street Journal y firmado por el Director General de la Organización de las  Naciones Unidas  para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Presidente del Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo (EBRD), en el que llaman a los gobiernos y a la sociedad a abrazar al sector privado como el principal motor de la producción global de alimentos. Mediante una declaración colectiva, las organizaciones indican que la FAO está abandonando su misión al promover la destrucción de la agricultura campesina y el acaparamiento de tierras por parte del agronegocio.