Lo último de GRAIN

Asia bajo la amenaza de UPOV 91

Actualmente, un 80% de todas las semillas usadas en Asia aún proviene de campesinos y campesinas que guardan semillas de cosechas anteriores. Los intereses corporativos quieren que esta práctica sea considerada ilegal. De este modo, podrán ganar dinero obligando a los agricultores a comprar semillas en cada temporada de siembra.

Actualmente, un 80% de todas las semillas usadas en Asia aún proviene de campesinos y campesinas que guardan semillas de cosechas anteriores. Los intereses corporativos quieren que esta práctica sea considerada ilegal. De este modo, podrán ganar dinero obligando a los agricultores a comprar semillas en cada temporada de siembra.

Clima, tierra y soberanía: narrativas climáticas sobre los territorios del sur global

Analizando las narrativas climáticas tal vez identifiquemos con mayor claridad los principales vectores de emisiones de gases con efecto de invernadero, y lo que desde varios sitios proponen como soluciones para las crisis climática y ambiental

Analizando las narrativas climáticas tal vez identifiquemos con mayor claridad los principales vectores de emisiones de gases con efecto de invernadero, y lo que desde varios sitios proponen como soluciones para las crisis climática y ambiental

El acuerdo comercial Unión Europea-Mercosur intensificará la crisis climática provocada por la agricultura

Han presentado el acuerdo de libre comercio UE-Mercosur como un acuerdo respetuoso con el clima. Sin embargo, su premisa central es aumentar el comercio de una serie de productos que alteran el clima, como automóviles, carne bovina, etanol y soja. Este informe calcula el incremento en la producción y comercio en productos agricolas y su impacto sobre el clima.

Han presentado el acuerdo de libre comercio UE-Mercosur como un acuerdo respetuoso con el clima. Sin embargo, su premisa central es aumentar el comercio de una serie de productos que alteran el clima, como automóviles, carne bovina, etanol y soja. Este informe calcula el incremento en la producción y comercio en productos agricolas y su impacto sobre el clima.

El acaparamiento de tierras agrícolas de Harvard y TIAA en Brasil se hace humo

Brasil sigue ardiendo. La oleada de incendios que azotó la Amazonía en julio y agosto se ha extendido a las sabanas del Cerrado, donde el número de incendios en septiembre fue el doble de lo que fue un año atrás.

Brasil sigue ardiendo. La oleada de incendios que azotó la Amazonía en julio y agosto se ha extendido a las sabanas del Cerrado, donde el número de incendios en septiembre fue el doble de lo que fue un año atrás.

Saquemos del medio a los agronegocios, es hora de encontrar soluciones reales a la crisis climática

Las grandes empresas agroalimentarias están desesperadas por presentarse a sí mismas como parte de la solución a la crisis climática. Pero no hay manera de conciliar lo que se necesita para sanar nuestro planeta con su inquebrantable empeño por crecer

Las grandes empresas agroalimentarias están desesperadas por presentarse a sí mismas como parte de la solución a la crisis climática. Pero no hay manera de conciliar lo que se necesita para sanar nuestro planeta con su inquebrantable empeño por crecer

Comunidades africanas luchan contra el acaparamiento de tierras para el cultivo de palma aceitera

Durante la última década, las compañías de agronegocios han ido aumentado su producción de aceite de palma para satisfacer la demanda global de aceite vegetal a bajo precio, utilizado en la fabricación de alimentos procesados, biocombustibles y cosméticos. En muchos países de África, el blanco principal de la expansión de las plantaciones de palma aceitera son las tierras de las comunidades.

Durante la última década, las compañías de agronegocios han ido aumentado su producción de aceite de palma para satisfacer la demanda global de aceite vegetal a bajo precio, utilizado en la fabricación de alimentos procesados, biocombustibles y cosméticos. En muchos países de África, el blanco principal de la expansión de las plantaciones de palma aceitera son las tierras de las comunidades.

El acuerdo comercial RCEP intensificará el acaparamiento de tierras en Asia

La Asociación Económica Integral Regional (Regional Comprehensive Economic Partnership, RCEP, por sus siglas en inglés) es un mega acuerdo comercial que está en etapa de propuesta y que incluye a diez países del Sudeste Asiático y otros seis socios comerciales. Si se adopta, será el acuerdo comercial más grande a nivel mundial. El RCEP no sólo cambiará las reglas sobre la exportación e importación de bienes y servicios; cambiará la forma en que los gobiernos deciden sobre los derechos de tierras y quiénes tienen acceso a ellos. Tiene el potencial de aumentar el acaparamiento de tierras en toda Asia —que ya es un enorme problema en esta región. Las consecuencias son de gran alcance, pues pone en riesgo los medios de subsistencia de millones de agricultores y pescadores en los países miembros del RCEP, donde la población lucha por autoalimentarse.

La Asociación Económica Integral Regional (Regional Comprehensive Economic Partnership, RCEP, por sus siglas en inglés) es un mega acuerdo comercial que está en etapa de propuesta y que incluye a diez países del Sudeste Asiático y otros seis socios comerciales. Si se adopta, será el acuerdo comercial más grande a nivel mundial. El RCEP no sólo cambiará las reglas sobre la exportación e importación de bienes y servicios; cambiará la forma en que los gobiernos deciden sobre los derechos de tierras y quiénes tienen acceso a ellos. Tiene el potencial de aumentar el acaparamiento de tierras en toda Asia —que ya es un enorme problema en esta región. Las consecuencias son de gran alcance, pues pone en riesgo los medios de subsistencia de millones de agricultores y pescadores en los países miembros del RCEP, donde la población lucha por autoalimentarse.

La soberanía alimentaria es la única solución al caos climático en África

La convergencia de la crisis climática y el aumento de las importaciones de alimentos en África es la receta perfecta para una catástrofe. A no ser que se tomen medidas para desarrollar sistemas alimentarios locales y se revierta la creciente dependencia de las importaciones de cereales y otros alimentos básicos, se repetirá la crisis alimentaria del 2007-2008, que originó serios disturbios por la comida en todo el continente, una y otra vez, con mayor severidad. Los gobiernos africanos y los donantes desperdiciaron la década pasada en programas y políticas fallidas por apoyar a los agronegocios corporativos e hicieron muy poco para oponerse de manera eficaz a sus importaciones de excedentes subsidiados de materias primas agrícolas, lo que provocó un aumento en la emisión de gases con efecto de invernadero y destrucción de la biodiversidad. Ahora, los movimientos en pos de justicia climática y quienes producen alimentos en África deben, de modo urgente, unir fuerzas para dejar de depender de las importaciones de alimentos y hacer realidad la soberanía alimentaria en todo el continente como una respuesta a la crisis climática.

La convergencia de la crisis climática y el aumento de las importaciones de alimentos en África es la receta perfecta para una catástrofe. A no ser que se tomen medidas para desarrollar sistemas alimentarios locales y se revierta la creciente dependencia de las importaciones de cereales y otros alimentos básicos, se repetirá la crisis alimentaria del 2007-2008, que originó serios disturbios por la comida en todo el continente, una y otra vez, con mayor severidad. Los gobiernos africanos y los donantes desperdiciaron la década pasada en programas y políticas fallidas por apoyar a los agronegocios corporativos e hicieron muy poco para oponerse de manera eficaz a sus importaciones de excedentes subsidiados de materias primas agrícolas, lo que provocó un aumento en la emisión de gases con efecto de invernadero y destrucción de la biodiversidad. Ahora, los movimientos en pos de justicia climática y quienes producen alimentos en África deben, de modo urgente, unir fuerzas para dejar de depender de las importaciones de alimentos y hacer realidad la soberanía alimentaria en todo el continente como una respuesta a la crisis climática.

Qué está mal con la biofortificación. Se impone lucha por genuinas soluciones a la malnutrición

GRAIN y sus amigos lanzamos un llamado a la acción: invitamos a los grupos de mujeres y a las organizaciones campesinas a examinar el asunto de la biofortificación —local, regional, nacional o globalmente. Existe la suficiente información y experiencia que justifica que lancemos un boicot a todos los cultivos o alimentos biofortificados, y que lo asociemos con la exigencia de que se invierta en un enfoque diferente de la investigación agrícola basado en la agroecología, las culturas locales y la soberanía alimentaria.

GRAIN y sus amigos lanzamos un llamado a la acción: invitamos a los grupos de mujeres y a las organizaciones campesinas a examinar el asunto de la biofortificación —local, regional, nacional o globalmente. Existe la suficiente información y experiencia que justifica que lancemos un boicot a todos los cultivos o alimentos biofortificados, y que lo asociemos con la exigencia de que se invierta en un enfoque diferente de la investigación agrícola basado en la agroecología, las culturas locales y la soberanía alimentaria.

El sector lácteo de India bajo amenaza por los nuevos tratados comerciales

Los 150 millones de campesinos productores de leche de India, las cooperativas locales y las redes de comerciantes en pequeña escala, han llevado al país a ser el mayor productor de leche del mundo y garantizan su autosuficiencia. El reducido número de corporaciones transnacionales que dominan la industria láctea global aún son actores marginales en India y sólo una pequeña fracción de los productos lácteos es importada al país o exportada al extranjero. Sin embargo, varios acuerdos comerciales recientes, que solamente sirven a las corporaciones transnacionales, como el Regional Comprehensive Economic Partnership (RCEP) o los tratados, propuestos pero aún pendientes con Europa, amenazan con cambiar radicalmente el mapa y barrer con los pequeños productores lecheros de India. Esta actualización de GRAIN evalúa qué es lo que está en juego, debido a las actuales negociaciones comerciales, para los pequeños productores y comerciantes lecheros de India y para los consumidores que ellos abastecen.

Los 150 millones de campesinos productores de leche de India, las cooperativas locales y las redes de comerciantes en pequeña escala, han llevado al país a ser el mayor productor de leche del mundo y garantizan su autosuficiencia. El reducido número de corporaciones transnacionales que dominan la industria láctea global aún son actores marginales en India y sólo una pequeña fracción de los productos lácteos es importada al país o exportada al extranjero. Sin embargo, varios acuerdos comerciales recientes, que solamente sirven a las corporaciones transnacionales, como el Regional Comprehensive Economic Partnership (RCEP) o los tratados, propuestos pero aún pendientes con Europa, amenazan con cambiar radicalmente el mapa y barrer con los pequeños productores lecheros de India. Esta actualización de GRAIN evalúa qué es lo que está en juego, debido a las actuales negociaciones comerciales, para los pequeños productores y comerciantes lecheros de India y para los consumidores que ellos abastecen.

Brasil: El pacto conservador contra la biodiversidad y los territorios de los pueblos

Frente a las crisis de las economías centrales y la desaceleración del ciclo virtuoso de las mercancías de exportación, se renueva el histórico pacto de poder conservador entre los dueños de la tierra, los dueños del dinero y el Estado (en palabras de Maria da Conceição Tavares), a fin de mantener la brutal apropiación del ingreso nacional por el capital financiero y bancario, principalmente internacional. Una versión contemporánea del paquete económico del Consenso de Washington se impone a los países de América Latina: son medidas de “austeridad fiscal” para gastos sociales, a fin de generar saldo para el pago de los servicios de deuda pública y la transferencia de tales gastos sociales hacia el sector penal y penitenciario; la supresión de derechos laborales y de previsión social; la privatización de empresas, bienes estatales y recursos naturales, y la flexibilización de la legislación ambiental.

Frente a las crisis de las economías centrales y la desaceleración del ciclo virtuoso de las mercancías de exportación, se renueva el histórico pacto de poder conservador entre los dueños de la tierra, los dueños del dinero y el Estado (en palabras de Maria da Conceição Tavares), a fin de mantener la brutal apropiación del ingreso nacional por el capital financiero y bancario, principalmente internacional. Una versión contemporánea del paquete económico del Consenso de Washington se impone a los países de América Latina: son medidas de “austeridad fiscal” para gastos sociales, a fin de generar saldo para el pago de los servicios de deuda pública y la transferencia de tales gastos sociales hacia el sector penal y penitenciario; la supresión de derechos laborales y de previsión social; la privatización de empresas, bienes estatales y recursos naturales, y la flexibilización de la legislación ambiental.

El nuevo acuerdo de tierra que Karuturi Global pretende con Etiopía debe desecharse

Hace dos años las comunidades originarias en Gambella, Etiopía, celebraron la partida de la compañía Karuturi Global, con sede en India, tras de que se canceló finalmente su contrato para un proyecto de agronegocios en 300 mil hectáreas. Ahora parece que la intervención diplomática del gobierno de India y un litigio interpuesto por la compañía empujaron a las autoridades etíopes a retractarse y ofrecer un nuevo contrato, esta vez por 15 mil hectáreas. Una vez más, las comunidades locales no fueron consultadas, y una coalición de grupos hace un llamado urgente ante las autoridades para que se frene el proceso.

Hace dos años las comunidades originarias en Gambella, Etiopía, celebraron la partida de la compañía Karuturi Global, con sede en India, tras de que se canceló finalmente su contrato para un proyecto de agronegocios en 300 mil hectáreas. Ahora parece que la intervención diplomática del gobierno de India y un litigio interpuesto por la compañía empujaron a las autoridades etíopes a retractarse y ofrecer un nuevo contrato, esta vez por 15 mil hectáreas. Una vez más, las comunidades locales no fueron consultadas, y una coalición de grupos hace un llamado urgente ante las autoridades para que se frene el proceso.

¿Cultivos biofortificados o biodiversidad? La lucha por verdaderas soluciones para la mal nutrición está en marcha

GRAIN ha realizado una revisión del estado actual de la biofortificación en Asia, África y América Latina y de las críticas que surgen desde la perspectiva feminista y de los movimientos por la soberanía alimentaria. Lo que hemos encontramos es una preocupante presión a favor de un enfoque autoritario y contrario a la diversidad de la alimentación y la salud que puede, finalmente, debilitar la capacidad de los pueblos para fortalecer sus sistemas alimentarios locales.

GRAIN ha realizado una revisión del estado actual de la biofortificación en Asia, África y América Latina y de las críticas que surgen desde la perspectiva feminista y de los movimientos por la soberanía alimentaria. Lo que hemos encontramos es una preocupante presión a favor de un enfoque autoritario y contrario a la diversidad de la alimentación y la salud que puede, finalmente, debilitar la capacidad de los pueblos para fortalecer sus sistemas alimentarios locales.

El surgimiento de los supermicrobios - y por qué la culpa la tiene la agricultura industrial

El uso indiscriminado de antibióticos en animales sanos en la cría industrial y el uso intensivo de fungicidas y herbicidas en la agricultura industrial contribuyen al debilitamiento de las medicinas que salvan vidas humanas. Las agencias gubernamentales e intergubernamentales han creado grupos de trabajo y manuales para lidiar con el crecimiento de esta resistencia a los antimicrobianos. Sin embargo, ninguno parece querer enfrentar una de las raíces del problema. ¿Acaso no hay suficiente evidencia de que éste es el momento abandonar la producción animal industrial y la agricultura de plantación y enfocarnos en la agroecología y la soberanía alimentaria? Esto podría ayudar, también, a eliminar una de las causas claves tras del colapso de las poblaciones de especies por todo el mundo, como también uno de los mayores culpables detrás de la crisis climática.

El uso indiscriminado de antibióticos en animales sanos en la cría industrial y el uso intensivo de fungicidas y herbicidas en la agricultura industrial contribuyen al debilitamiento de las medicinas que salvan vidas humanas. Las agencias gubernamentales e intergubernamentales han creado grupos de trabajo y manuales para lidiar con el crecimiento de esta resistencia a los antimicrobianos. Sin embargo, ninguno parece querer enfrentar una de las raíces del problema. ¿Acaso no hay suficiente evidencia de que éste es el momento abandonar la producción animal industrial y la agricultura de plantación y enfocarnos en la agroecología y la soberanía alimentaria? Esto podría ayudar, también, a eliminar una de las causas claves tras del colapso de las poblaciones de especies por todo el mundo, como también uno de los mayores culpables detrás de la crisis climática.