https://grain.org/e/6945

Mostaza gen├ęticamente modificada en India: pende la amenaza sobre un legado cultural de miles de a├▒os

by GRAIN | 6 Feb 2023
Protesta contra la mostaza transgénica frente al Ministerio de Medio Ambiente y Bosques en Nueva Delhi (mayo de 2017). Foto: Sarson Satyagraha


El 18 de octubre del 2022, el gobierno indio aprobó la primera liberación ambiental de un cultivo alimenticio genéticamente modificado: la mostaza DMH11. Si bien el permiso fue concedido por un periodo limitado de cuatro años, la liberación ambiental se considera un paso crucial en el camino hacia la liberación comercial.

Hasta la fecha, en India sólo se ha aprobado la comercialización de algodón transgénico resistente al Bacillus thuringiensis (Algodón Bt desde ahora en adelante). Durante las últimas dos décadas han surgido diversos informes que muestran el desolador impacto del cultivo de algodón Bt en este país, el cual va desde el incremento del uso de pesticidas e insecticidas —con el fin de controlar las “superplagas”— pasando por un aumento del endeudamiento por parte de campesinas y campesinos, llegando incluso hasta el suicidio.[1] [2] Pero no sólo esto. A causa del algodón transgénico Bt cientos de variedades autóctonas y locales de algodón indio se han perdido ya pues fueron reemplazadas por monocultivos Bt o se han extinguido debido a la contaminación genética. Advirtiendo el riesgo de contaminar el germoplasma local de mostaza, y por lo tanto afectar la diversidad genética de la India —país en el que se han cultivado mostazas durante casi 6 mil años—[3] grupos de la sociedad civil, entre los que se encuentra Sarson Satyagraha, como también algunos partidos políticos, se han opuesto a la liberación ambiental de la mostaza transgénica.

El 3 de noviembre de 2022, la Corte Suprema de la India ordenó suspender la liberación ambiental de la mostaza transgénica. Mandató también al gobierno indio a garantizar “que no se tomen medidas apresuradas” antes de la audiencia judicial. Sin embargo, algunos medios han informado que en las localidades de Uttar Pradesh y Rajasthan, en terrenos pertenecientes al Consejo Indio de Investigación Agrícola, se ha plantado mostaza transgénica.


¿Qué es la mostaza DMH-11?

La mostaza DMH-11 fue desarrollado por el doctor Deepak Pental y su equipo en el Centro de Manipulación Genética de Cultivos de la Universidad de Delhi. Es un cruzamiento entre la popular mostaza india "Varuna" y una variedad de Europa del Este llamada "Early Heera-2". Puesto que la mostaza es un cultivo que se autopoliniza, el cruzamiento se llevó a cabo mediante la esterilización de una de las líneas parentales.[4] En la línea parental correspondiente a la variedad Varuna, se introdujo un gen barnasa para provocar esterilidad masculina con el fin de evitar que la planta se autopolinizara naturalmente. Luego, a la variedad Early Heera-2 se le introdujo un gen barstar, el cual bloquea el efecto esterilizante del gen barnasa, permitiendo así la producción de semillas de mostaza DMH-11 cuando es cultivada. Un tercer gen entra entonces en acción: el gen bar, tolerante a los herbicidas. Para conferir tolerancia al uso de glufosinato de amonio, este gen se introdujo en ambas líneas parentales. El glufosinato es un herbicida de amplio espectro similar al Round-up de Monsanto (glifosato). Cuando se rocían con glufosinato las plantas no transgénicas mueren. Por lo tanto, el DMH-11 no es sólo un cultivo transgénico porque usa tres genes de especies diferentes, sino porque esencialmente es un cultivo resistente a herbicidas.

DMH-11 es un cultivo resistente a herbicidas.

La secreta resistencia a los herbicidas anteriormente descrita es, sin duda, la principal polémica en torno a la mostaza transgénica. Y es que si bien sus desarrolladores aseguran que la DMH-11 no fue creada para ser resistente a los herbicidas, el documento emitido en octubre pasado por el Comité de Evaluación de Ingeniería Genética (GEAC por sus siglas en inglés), que autoriza su liberación, indica claramente que tanto la composición genética del DMH-11, como sus dos líneas parentales, portan el gen bar, y por lo tanto, demuestran su resistencia a los herbicidas. Pero además el documento aprobatorio incorpora una cláusula que prohíbe, bajo cualquier circunstancia, el uso de herbicidas de cualquier tipo en los campos donde se cultive mostaza transgénica, y que su utilización sin la aprobación adecuada puede derivar en las acciones legales correspondientes.

Esta cláusula en si misma es evidencia de que el comité de evaluación de cultivos genéticamente modificados es consciente de que dicha mostaza transgénica es resistente a los herbicidas y que por lo tanto existen altas probabilidades de que la gente los use en sus cultivos.

En un país tan grande y poblado como India resulta difícil para las autoridades gubernamentales evitar que agricultoras y agricultores usen herbicidas cuando éstos se encuentran fácilmente disponibles en el mercado. En este sentido, durante los últimos años India ha sido testigo de la plantación ilegal de cultivos resistentes a herbicidas, como por ejemplo maíz, soja y algodón.[5] [6] Diversos sindicatos agrícolas y grupos de la sociedad civil han alertado al comité de evaluación de cultivos genéticamente modificados, como también al ministerio del cual éste depende, exigiendo medidas serias para frenar la propagación ilegal de cultivos transgénicos resistentes a herbicidas. Por desgracia no se han tomado las medidas necesarias.

El equipo especial sobre agrobiotecnología del gobierno, encabezado por el doctor M.S. Swaminathan, dos comités parlamentarios y el Comité de Expertos Técnicos de la Corte Suprema se han opuesto a la siembra de cultivos resistentes a herbicidas en India. El Comité de Expertos Técnicos de la Corte Suprema los calificó de "insostenibles" e "inadecuados" para la India. Señaló, además, que el herbicida rociado en estos tipos de cultivos causa cáncer y, por lo tanto recomendó, enmarcado en el “principio precautorio”, una "total prohibición" de todos los cultivos resistentes a los herbicidas, ya que no se han realizado los estudios sobre el impacto a largo plazo para la salud y la biodiversidad en humanos y animales de los cultivos transgénicos comestibles.

No es realmente “hecho en India”

Con el fin de imponer al gobierno, y al público en general, la mostaza transgénica, sus creadores la etiquetaron como mostaza “Swadeshi" o “Hecha en India”. A diferencia del algodón Bt desarrollado por Monsanto, el DMH-11 es desarrollado por un equipo de científicos indios en un laboratorio de investigación público de la Universidad de Delhi. A su vez, la investigación fue financiada por la Junta Nacional de Desarrollo Lácteo y por el Departamento de Biotecnología. Sin embargo, lo cierto es que los tres genes utilizados en esta mostaza son patentes tecnológicas pertenecientes a Bayer CropScience.
En 2002, las instancias reguladoras en India rechazaron una variedad similar de mostaza transgénica cuando la subsidiaria de Bayer, ProAgro Seed Company, buscó la aprobación para su cultivo comercial. La solicitud de Bayer fue rechazada debido a que el Consejo Indio de Investigación Agrícola afirmó que sus pruebas de campo no mostraron un aumento en el rendimiento.

Beneficios económicos cuestionable.

Desde 2002, la afirmación sobre un “mayor rendimiento” de la mostaza transgénica ha sido cuestionada no sólo por grupos de la sociedad civil sino también por diversos científicos agrícolas. A pesar de esto, quienes crearon el DMH-11 afirman que esta mostaza transgénica puede rendir más.

India Libre de Transgénicos (GM Free India en inglés) afirma que a este organismo genéticamente modificado nunca se le ha sometido a pruebas de acuerdo con los protocolos del Consejo Indio de Investigación Agrícola, y que el aumento del rendimiento anunciado es sobre la variedad madre del DMH-11, la variedad Varuna, y no sobre las variedades e híbridos de alto rendimiento actualmente disponibles.
El actual director del organismo encargado de la investigación sobre mostaza y colza (raps) (DRMR por sus siglas en inglés), el doctor P.K. Rai, comparte el mismo sentir: “En India nunca se han hecho pruebas del DMH-11 para medir su rendimiento. Sin completar las pruebas de campo, es difícil afirmar si esta variedad híbrida transgénica es mejor que las existentes”. Para aumentar el rendimiento existen técnicas tradicionales simples, como el Sistema de Intensificación de Mostaza (SMI en inglés) realizado por campesinas y campesinos locales, que aumenta significativamente el rendimiento —más o menos entre 4 y 6 toneladas por hectárea. Pero además, con el DMH-11 existe una gran posibilidad de que la productividad se reduzca, esto si es que la característica de esterilidad masculina se extiende a otras variedades de mostaza, lo que podría generar grandes pérdidas para los agricultores locales.[7]

Dada la intención del gobierno indio de lograr la autosuficiencia productiva de semillas oleaginosas, con el fin de evitar la enorme salida de divisas en importaciones de aceites comestibles —unos 15 mil y 20 mil millones de dólares anuales— la intención de comercializar mostaza transgénica podría perjudicar a India de dos modos. En primer lugar, el uso de mostaza resistente a los herbicidas puede aumentar las importaciones de herbicidas en India. Al mismo tiempo, este país podría perder su capacidad de exportar alimentos orgánicos y no transgénicos. De esta manera, los países que importan alimentos de la India porque no producen transgénicos, probablemente buscarán un mercado alternativo ya que, de comercializarse, las posibilidades de contaminación por la mostaza genéticamente modificada serían mucho mayores.

Podría afectar a las abejas y a otros polinizadores

Evaluar el impacto de la mostaza transgénica en las abejas y en otros agentes polinizadores debió haber sido una de las principales preocupaciones de las instancias reguladoras de la bioseguridad. Sin embargo, la recomendación del Comité de Evaluación de Ingeniería Genética es evidencia de que no se han realizado estudios científicos para evaluar dicho impacto.

El 25 de agosto del 2022, el Comité de Evaluación constituyó un comité de expertas y expertos con la finalidad de estudiar el impacto de la mostaza transgénica en las abejas melíferas y en otros agentes polinizadores y determinar la necesidad de realizar estudios de investigación de campo.[8] En un periodo de sólo 45 días el comité de expertos elaboró su informe, indicando que “a partir de una revisión de la evidencia científica disponible en todo el mundo, parece poco probable que los sistemas bar, barnasa y barstar tengan un efecto adverso en las abejas melíferas y otros polinizadores”. Además manifestó que los estudios de investigación de campo podrían realizarse después de la liberación ambiental”. Grupos como la Confederación de la Industria Apícola han calificado el criterio del comité de despiadado y poco científico.

La perdida más importante se verá en las exportaciones de miel. India es el quinto mayor exportador mundial de miel a nivel mundial por lo que los exportadores temen que la mostaza transgénica resistente a los herbicidas afecte drásticamente su producción, y por lo tanto las exportaciones de miel.
Inmediatamente después de la autorización del gobierno, la gente apicultora y exportadora de miel agrupados en la Confederación de la Industria Apícola realizaron una protesta frente a las dependencias del Consejo Indio de Investigación Agrícola e Instituto de Investigación de Mostaza en Bharatpur, en el estado de Bayastán, exigiendo su anulación. Éstos presentaron un memorando al Primer Ministro en el cual señalaban que la miel india que se exporta posee una certificación de libre de transgénicos, lo que será imposible luego de la liberación comercial de la mostaza transgénica, amenazando su negocio y sustento.


India continuará rechazando y luchando contra la mostaza transgénica

India posee una larga historia de lucha contra los transgénicos. Durante su lucha contra la berenjena transgénica, el gobierno indio reconoció que el sistema regulatorio era defectuoso, que el sistema de evaluación de riesgos no era lo suficientemente riguroso y que los sistemas de testeo eran extremadamente inadecuados.[9] A pesar de esto, la organización India Libre de Transgénico ha demostrado que el sistema regulatorio indio continúa siendo deficiente, ya que está repleto de conflictos de intereses y que no posee los protocolos científicos específicos que se requieren para testear cultivos resistentes a los herbicidas. En su lucha contra la liberación de la mostaza transgénica al medio ambiente, India Libre de Transgénicos expuso 15 errores en los procesos y procedimientos utilizados para evaluar y aprobar la mostaza transgénica por parte del ente regulador.

Para la población india, la mostaza no es sólo una semilla oleaginosa, sino que sus hojas son consumidas directamente como parte de la cocina india (sarson da saag). También forma parte de la medicina tradicional india, en particular de la Ayurveda, donde se utilizan semillas y aceite de mostaza. En el caso de la berenjena resistente al Bacillus thuringiensis, uno de los principales argumentos para su moratoria indefinida fue su consumo directo como producto alimenticio.

La liberación comercial de la DMH-11 no sólo amenaza la diversidad genética de la mostaza india, sino que también podría significar abrirle las puertas a una diversidad de plantas y cultivos transgénicos actualmente en desarrollo, tanto por el sector público como por el privado, como por ejemplo el plátano, la berenjena, el arroz, el maíz, el sorgo, entre otras frutas y verduras. Los agricultores indios han sido testigos del desastre causado por el algodón Bt. Esperamos que su protesta contra la liberación ambiental de la mostaza transgénica, en conjunto con consumidores y científicos, impulse al gobierno indio a imponer una moratoria sobre su liberación, así como con los demás cultivos transgénicos. Esperamos que de esta forma quede claro que la solución a los desafíos de la India no radica en los productos transgénicos, sino por el contrario en apoyar a agricultoras y agricultores locales y a su diversidad de semillas.



[1] KR Kranthi and Glenn Dais Stone, “Long-term impacts of Bt cotton in India”, Nature Plants, volumen 6, 2020, https://www.nature.com/articles/s41477-020-0615-5
[2] Coalition for a GM-Free India, “15 YEARS OF BT COTTON IN INDIA: Admission of Failure Official Now”, junio de 2017, http://indiagminfo.org/wp-content/uploads/2017/06/15-yrs-of-Bt-Cotton-in-India.pdf
[3] El 15 de julio del 2015, en el Monumento a Mahatama Gandhi en Rajghat, distintas organizaciones y personalidades, dieron inicio a la iniciativa Sarson (mostaza/colza) Satyagraha contra la introducción de mostaza transgénica en India.
[4] La mostaza es una planta que se autopoliniza, lo que significa que cada flor de mostaza es una “flor perfecta” que contiene estambres masculinos y pistilos femeninos y que, por lo tanto, no requiere otra flor para ser polinizada. Es por esto que, como sucedió en el caso de DMH-11, si se quiere desarrollar un cultivo de mostaza híbrido es necesario manipularla genéticamente para permitir su hibridación.
[5] “Ban on GM Crops”, Departamento de Prensa, Ministerio de Agricultura y Bienestar de los Agricultores, Gobierno de India, 2 de julio de 2019, https://pib.gov.in/newsite/PrintRelease.aspx?relid=191120
[6] Jitendra, “Illegal GM Soybean: Farmers’ body demands CBI probe into GEAC inaction”, Down to Earth, 9 de marzo de 2018, https://www.downtoearth.org.in/news/agriculture/illegal-gm-soybean-farmers-body-demands-cbi-probe-into-geac-inaction-59850
[7] Press Trust of India, “GM mustard sown in 6 field trial plots days before SC heard plea against it”, Bharatpur (Rajasthan), 14 de noviembre de 2022, https://www.business-standard.com/article/current-affairs/gm-mustard-sown-in-6-field-trial-plots-days-before-sc-heard-plea-against-it-122111400369_1.html
[8] Actas de la reunión 147 del Genetic Engineering Appraisal Committee, realizado el 18 de octubre de 2022, http://www.geacindia.gov.in/Uploads/MoMPublished/MoMPublishedOn20221025200345.pdf
[9] Manoj Mitta, “Bt Brinjal exposes serious regulatory lapses”, The Economic Times, 6 de febrero de 2010, https://economictimes.indiatimes.com/news/economy/agriculture/bt-brinjal-exposes-serious-regulatory-lapses/articleshow/5542464.cms
Author: GRAIN
Links in this article:
  • [1] https://www.nature.com/articles/s41477-020-0615-5
  • [2] http://indiagminfo.org/wp-content/uploads/2017/06/15-yrs-of-Bt-Cotton-in-India.pdf
  • [3] https://pib.gov.in/newsite/PrintRelease.aspx?relid=191120
  • [4] https://www.downtoearth.org.in/news/agriculture/illegal-gm-soybean-farmers-body-demands-cbi-probe-into-geac-inaction-59850
  • [5] https://www.business-standard.com/article/current-affairs/gm-mustard-sown-in-6-field-trial-plots-days-before-sc-heard-plea-against-it-122111400369_1.html
  • [6] http://www.geacindia.gov.in/Uploads/MoMPublished/MoMPublishedOn20221025200345.pdf
  • [7] https://economictimes.indiatimes.com/news/economy/agriculture/bt-brinjal-exposes-serious-regulatory-lapses/articleshow/5542464.cms